Zhang Xin

De fabricar juguetes en China a ser una de las mujeres más ricas del mundo

Forbes la considera una de las 50 mujeres más poderosas del mundo. Su fortuna se calcula que asciende a 3.800 millones de dólares (2.786 millones de euros). Propietaria de la empresa de construcción SOHO China, ha conseguido cambiar el skyle de las principales ciudades del gigante asiático gracias a sus diseños vanguardistas. Pero los inicios de una de las mujeres más ricas del mundo hay que buscarlos hace 47 años en Beijing y entre las caras de los trabajadores de una fábrica de juguetes, ropa y aparatos electrónicos. Su nombre es Zhang Xin.

La vida de esta empresaria china y sus padres –graduados universitarios- se trunca durante la Revolución Cultural de Mao Zedong, cuando toda la familia es enviada a los llamados campos de reeducación. Tras este paso “obligatorio”, vuelven a Beijing donde, años más tarde, la pareja se divorcia. Es entonces cuando madre e hija se trasladan a la ciudad de Hong Kong.

Allí, la madre de Xin encuentra trabajo como traductora pero, sin un hogar al que regresar, ambas se ven obligadas a dormir en la oficina. “Recuerdo que dormía en el escritorio de mi madre y usaba sus diccionarios como almohada”, explica la propia Zhang Xin en una entrevista en el programa 60 minutos de la televisión americana CBS.

Como una máquina

Con 14 años, Xin comenzó a trabajar en una fábrica de juguetes, ropa y aparatos electrónicos. Cinco años colocando cinco piezas, hora tras horas, día tras día, en una cadena de montaje como una máquina –relata- para ahorrar y cambiar su vida. Sin embargo, y pese a lo duro de sus inicios, no ve esa época como una pérdida de su niñez. “Es un capítulo diferente de mi vida. Sabía que esa no era la vida que quería tener; solo quería escapar”.

Y así fue como lo hizo posible: el trabajo duro no trunco su deseo de superarse así misma.

Anuncios

Coronel Sanders (KFC)

Después de servir para el ejército de su país, rebotó de trabajo en trabajo; y su esposa lo dejó por no poder mantener un trabajo y querer hacerse rico rápidamente.

Después de pasar por muchos trabajo más, a sus 40 años abrió una estación de servicio donde cocinaba pollo y platos del sur de Estados Unidos. Su estilo se hizo famoso e inauguró un restaurante con 142 asientos para comensales.

A los 65 años, cuando su restaurante estaba muy bien posicionado, construyeron una vía interestatal que desviaba el tráfico lejos de su restaurante. Por lo que debió vender el negocio en una subasta. Esto lo dejó en quiebra.

Quedó solo con 105 dólares de su seguridad social y la “receta original”; que había desarrollado en su restaurante.

Vivió en su carro por 2 años y en la búsqueda de un restaurante que accediera a usar su receta; fue rechazado 1.009 veces.

En 1952 convenció a un restaurante en Utah para que vendiera su pollo y nació KFC. Para 1964 sus pollos eran vendidos en 600 restaurantes en Estados Unidos y Canada. Posteriormente vendió KFC en 2 millones de dólares.

Y así fue como lo hizo posible: El rechazo no evitó que el Coronel dejara de perseguir su sueño.

Richard Branson

Richard Charles Nicholas Branson, nació el 18 de julio de 1950, en el sur de Londres y es más conocido como Richard Branson. Sus padres, Edward James Branson y Eve Branson. Arthur George Harwin Branson, fue Magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Consejero privado del Reino Unido y abuelo de Richard Branson.

richard-branson-ryvor2-w855h425

De niño, sus padres le enseñaron la reflexión como medio de aprendizaje. Cuando Richard decía algo desagradable de otra persona, ellos lo mandaban a su habitación a mirarse al espejo, debía mirarse mientras pensaba en lo que había dicho.

El mensaje de sus padres era hacerlo ver lo desagradable que es ser ruin o negativo sobre otras personas, ya que se reflejaba en forma negativa en su imagen. Esta lección tuvo efecto, aún la usa, dice Sir Richard Branson. “Mirarme en el espejo durante cinco minutos no era muy divertido, así que dejé de criticar a la gente”.

Estudió en  Scaitcliffe Scholl, actualmente se llama Bishopsgate School, hasta los 13 años de edad, luego fue a la Stowe School, hasta los 15 años. No tenía muy buenos resultados académicos en el colegio, en parte, por padecer de dislexia. Esto no le impidió fundar dos empresas a los quince años, que al final fracasaron.

Abandonó los estudios a los 16 años y se mudó a Londres. Allí empezó su primer negocio, teniendo un sorpresivo éxito, era la revista Student. A los 17 años ya tenía su propia organización de caridad, “Student Advisory Centre”.

Algunas frases de Richard Branson donde podemos ver como lo hizo posible:

“Si nos fijamos en lo mejor de nuestros empleados, van a florecer. Si criticamos o miramos lo peor, se van a marchitar. Todos necesitamos un montón de riego”.

“Entrena a la gente lo suficientemente bien como para que se pueda ir, trátala lo suficientemente bien como para que se quiera quedar”.

“Sobre todo, recuerda divertirte, es lo que te mantendrá a ti a tu equipo motivados y entusiasmados”.

“No se puede ser un buen líder, a menos que te guste la gente. Es la mejor manera de obtener lo mejor de ellos”.

“En los negocios, como en la vida, lo que importa es hacer algo positivo”.

“Mi éxito, en parte, se debe a que he buscado lo mejor de los que trabajan conmigo. Empleados felices, rinden mucho más”.

Richard Branson nos da estos mensajes:

  1. Para Branson es vital que hagas algo que realmente te apasione, piensa que bastantes contratiempos y obstáculos existen para desanimarse, por lo que hay que disfrutar con lo que se hace.
  2. En los nuevos tiempos, es difícil mantener un producto nuevo en el mercado. Debe ser un producto de mucho valor, para poder competir. Hay que adaptarse a los cambios para poder ofrecer al usuario una experiencia excepcional.
  3. El principal activo de una empresa es su personal o recurso humano. Si ellos están felices se traducirá en una ventaja para la empresa en un largo plazo. Si están orgullosos de trabajar allí, serán los primeros promotores de tu producto.
  4. Hay que mantener una comunicación constante con los empleados. Todos forman un conjunto, todos tienen buenas ideas. Felicitar y recompensar a los trabajadores cuando hagan algo bien y no fijarse en lo negativo. Un buen jefe no debe perder la paciencia, ni criticar a nadie en público.
  5. El jefe debe estar en pleno contacto con el exterior e interior de la empresa. Con proveedores, clientes, trabajadores, para tomar en cuenta las necesidades e ideas interesantes que aportan. Se debe trabajar con directivos que tengan la misma visión y se podrá trabajar en un mejor ambiente y evitar conflictos. Sobre todo, hay que tener paciencia y perseverancia. No todo es fácil, cualquier cosa en la vida es complicado.

Y así fue como lo hizo posible: Siempre valora a los que te rodean y hazles sentir que los aprecias.

Bill Gates

La gente me pide a menudo que explique el éxito de Microsoft. Quieren conocer el secreto de cómo se pasa de una actividad que emplea a dos personas y requiere muy poco dinero a una empresa que tiene más de 21 000 empleados y factura más de 8 000 millones de dólares al año. Por supuesto, no hay una sola respuesta y la suerte ha influido en parte, pero creo que el elemento más importante fue nuestra visión original.

Bill-Gates-34u50fjrrmnfehtcx14poq

William Henry Gates III, mejor conocido como Bill Gates, vino al mundo el día 28 de octubre del año 1955, en Seattle en la costa Oeste de Estados Unidos, fue el hijo número dos de la pareja conformada por William Henry Gates II y Mary Maxwell.

Claramente la familia de Gates, era una familia acomodada, pues su padre, William Gates II era un sobresaliente abogado y su madre era, Mary, era profesora de la Universidad de Washington y además directora del famoso, First Interstate Bank, uno de los bancos más importantes del país.

Bill Gates fue un estudiante regular de una escuela pública. A los 13 años de edad Bill ingresó a Lakeside un prestigioso colegio privado. En el año 1968 en una rifa benéfica, el Club de Madres de la escuela costeó un ordenador Teletype Model 30, que se conectaba a una línea telefónica, fabricado por Digital Equipment y que tenía un valor de unos 18.000 dólares.

Y es aquí, cuando cursaba el octavo grado, donde Bill Gates tuvo contacto por primera  vez con un ordenador, y quedó totalmente fascinado con la informática y programación, por lo que no le tomó mucho tiempo aprender del aparato e incluso superar al profesor.

En el año 1975, Bill dejó la universidad para dedicarse totalmente a Microsoft, empresa que recién había fundado en esa época. Bill se convirtió en el empresario más famoso que nunca culminó sus estudios universitarios.

Sin embargo, la prestigiosa Universidad de Harvard le otorgó un diploma y doctorado en Derecho (Honoris causa), como un reconocimiento al gran logro que tuvo como empresario y a su labor como filántropo.

Steven Hayman presidente de la renombrada Universidad, asegura que el diploma sirve para reconocer a la persona más ilustre que nunca se graduó.

Frases de Bill Gates:

  1. Está bien celebrar el éxito, pero es más importante prestar atención a las lecciones del fracaso.
  2. Si muestras a la gente los problemas y también las soluciones, se moverán para actuar.
  3. La paciencia es un elemento clave del éxito.
  4. Me han golpeado una y otra vez, por eso creo que lo importante que es medir la mejora de la condición humana.
  5. Mi ambición ha sido siempre hacer realizables los sueños.
  6. Elijo a una persona perezosa para hacer un trabajo duro. Porque una persona perezosa encontrará una manera fácil de hacerlo.
  7. El éxito es un maestro pésimo. Seduce a la gente inteligente a pensar que no pueden perder.
  8. Si no puedes hacerlo bien, al menos haz que parezca bueno.
  9. ‘No lo sé’ se ha convertido en ‘No lo sé todavía’.
  10. El mundo no se preocupará por tu autoestima. El mundo esperará que logres algo ANTES de que te sientas bien contigo mismo.

Y así fue lo que hizo posible: Manten siempre una visión clara y original de lo que quieras alcanzar y de seguro lo lograras.

Lo mejor del éxito

Cuando nos sentamos a pensar y analizamos la palabra tan conocida por muchos en el mundo llamada éxito, nos preguntamos ¿qué es éxito?

El éxito es el resultado feliz y satisfactorio de un asunto, negocio o actuación. Asimismo, también hace referencia a la buena acogida de algo o alguien. La palabra, como tal, proviene del latín exĭtus, que significa ‘salida’.

Ahora podemos analizar que de cualquier asunto que tengamos el éxito es la felicidad que resulte de ese cualquier asunto; también podemos ver que es la satisfacción del deber cumplido, es una forma en la vemos frutos de las decisiones que tomamos, debe ser eso que nos de la felicidad o ese sentimiento de que todo marcha bien.